juanitorisuelorente -

domingo, 11 de diciembre de 2011

CERTIDUMBRE


No soy eje o centro.

Camino paralelo
a lo que nada me espera
o se detiene.

Soy uno más y alguien
continuará la labor emprendida
que no acabe.

8 comentarios:

  1. Querido amigo: Esta poesía tiene una enorme carga de humildad. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es absurdo pensar lo contrario, Fernando.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Suscribo el comentario de Fernando.
    Es bueno no creerse el centro de nada, porque sin nosotros, todo continúa irremediablemente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ...así mismo la via va y llega sin interferirse, malo si lo hace ...un fortisimo abrazo JUAN.

    j.r.s.

    ResponderEliminar
  5. Hola Juan.
    Paso a visitarte y me encuentro con esta verdad, así es la vida, todo prestado para disfrutarlo y cuidarlo, los lleguen luego encontrarán, lo que nosotros dejajamos.
    Con la velocidad de la luz de un relámpago, así, pasamos nosotros por la vida.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  6. Elena, todos somos muy importantes, pero sólo para que siga girando la rueda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Somos caminantes, no el camino, amigo Jose. Es inevitable que eso sea así.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola Avelina, no te asociaba al seudónimo de Ambar, y nos hemos cruzado muchas veces en los comentarios que hacemos a otros blog.
    Me alegra tu visita,
    Sobre el poema decirte que esta vida es muy corta y al tiempo muy larga, que da tiempo a todo y al tiempo a casi nada. Es así aunque no sepamos nada de ella.

    Un abrazo

    ResponderEliminar