juanitorisuelorente -

miércoles, 18 de julio de 2018

CIELO PREMATURO

(Imagen de la red)


















Tras mil días de piedra

centellea la voz de los espejos

y el amor es cómplice

de su infinito fondo de mar

y los ojos más solos.

Nos rozan nuevos rincones

a distancia íntima,

con los labios vacíos y latidos

en sus vaivenes. Hay

momentos con el nombre limpio de las cosas:

Apretarnos la cara, y regalarnos

un velo de color a tu belleza

y surcos

donde arañar notas que me lleven siempre

a tu recuerdo.

La luz derrama algunos huesos

cuando se siente cierta la aventura

y nada niega

que rondamos un silencio construido

por seísmos y certezas.

Aires nuevos para tus ojos

y paseos por la piel y el pie descalzo,

como testigo casual,

fueron lazos al rol de lo imprevisto.

Luego, de nuevo,

el mundo en la mirada,

unas manos que sellan ternura,

los labios transparentes

y su abrazo mudo,

a la orilla de un café

con el infinito como único pretexto

que responde a los impulsos.

De nuevo,

la palabra quieta

y la sangre en rebeldía;

entre el crujir de los bosques tapiados

que no ceden,

latiendo,

si no desnuda la sed

el deseo de ser naufragio.



Apenas,

aún,

instantes de sol,


cuerpos de cielo prematuro.






jueves, 12 de julio de 2018

LA INTIMIDAD DE LA OBRA (18)


























(18)

En mi mano está
lo eterno
de tu alma de cemento,


el ir firmando mi olvido
en la paz de tu esqueleto.

De mí
pide tu historia
la ceguera,
y que nada se descarne
cuerpo adentro. Que obre espacios,
sin sus secretos a la luz,
la capa mínima que corona la belleza
sin desvelar el asidero,

como flotando a los ojos,
sin memoria,
latiendo

fuera de sí.

domingo, 8 de julio de 2018

SONETILLOS (1)















(1)

Tan desierto donde llueve
sin atisbo de tu mano,
de encefalograma plano
el azul de un mar de nieve.

Tan agreste y sin relieve
tanta voz de pelo cano,
con la vida al modo vano
si el amor ni la conmueve.

Voz mecida en la patraña
por sentirte muy de lejos,
tan hundida en tus raíces

como abierta a la guadaña,
voz de mis silencios viejos
que ya piden ser felices.


(Imagen de la red)

domingo, 1 de julio de 2018

PASAJES A LA LUZ

(Imagen de la red)

















Amo al mar,

y me derrama su olvido.

Amo a la vida,

y la calle ata nudos

al desastre. Te amo,

y en el pasado gira

en futuro deshecho.



La soledad tira piedras a sombras del mundo.



Inmensidad,

esperanza, son un sol

sin nada que decir.

jueves, 28 de junio de 2018

LA INTIMIDAD DE LA OBRA (15)


























LA INTIMIDAD DE LA OBRA
(15)
La constancia
y mi insolencia se conjuran
para vencer a todos tus silencios.
Todavía quedan espacios
que me sobreviven
y sigo gozando
de cada pérdida,
de cada llama que me vuelva humo,
porque de ti estoy afuera,
siempre al otro lado,
y mi sangre no se funde a tu corazón.
De tu sueño
me desperté varias veces,
y dejarte habitada
será otra obra cumbre
de un día cualquiera,
apenas cuerpo en una espiral
que me bese el aire.

martes, 26 de junio de 2018

INVIERNO AZUL

(Imagen de la red)















Aún tengo en los bolsillos
sitio para la vida,
un beso que amanece
entre los dedos,
un temblor muy viejo
que cruza puentes.

domingo, 10 de junio de 2018

LA INTIMIDAD DE LA OBRA

















(11)

No buscan laureles
las preguntas aladas,
ni el viento puertos
de morir latiendo.
De mañana hablan el ocaso
y el vientre de los ojos,
del barrio al que se muda
el deseo
con las palabras de yeso.
De mañana pinta
pasillos de lunes a viernes
la mente en esqueleto. Kilómetros
para tomar aliento
en el regazo
de la caligrafía y los libros cumplidos,
aún del sol y sus asuntos,
mas más de las páginas
que huyen del cemento
al corazón de la belleza.


domingo, 3 de junio de 2018

MIS IMÁGENES
























De entre todas las imágenes

que veo siempre de lejos,

La Virgen de la Cabeza

y Jesús el Nazareno

son en mi vida las voces

que escuchan a mis silencios.

No soy de ensalzar sus rasgos

con los primores del verso,

de emborracharme de gracia

buscando nadar el cielo,

ni soy de portar sus andas

hasta faltarme el aliento,

no las siento como hermano

ni vuelo en su mismo techo,

aunque a veces son mis pasos

de "La amargura", y "El cerro",

y les derramo en mi sangre

toda la paz de mis miedos.

Mi devoción sale a flote

en el mar de lo pequeño,

siempre pasando de largo

por sus pilares del tiempo,

como hijo que no les cuida,

ni está entre cuentas ni atrezos.

Mi amor estalla en la sombra,

en el fondo de mi espejo,

sin pasión de multitudes

con el corazón al viento,

no las siento en propiedad

ni de las demás reniego,

pero están entre mis cosas,

mis laberintos de adentro,

y no rezo ni les nombro

aunque presiden mis sueños,

como un padre y una madre

que darán si lo merezco,

siempre abiertas a un abrazo,

al latir de mis secretos,

soportando mis derivas,

mis instantes indefensos.

siempre ellas sobre mi alma,

alzando mi voz del suelo:

¡La Virgen de la Cabeza,

y Jesús el Nazareno!

sábado, 26 de mayo de 2018

DESDE ESE INSTANTE

(Imagen de la red)



















El día que exista
la espera al desnudo delirante
de tus ojos cerrados,
al beso despeinado, la sudor
infinita y el aliento de menta...
Desde ese instante en que exista
ser de esa voz que abandone
silencios y sueños, casi a tientas,
como un amor recién nacido...
Desde el día que la penumbra
pulse en la luz el sentido al mundo,
y haya palabras más hondas
que la vida, resbale la memoria
a sus temblores
pero sin hacernos ningún daño...
El día en que exista el invierno
con nuestro olor a lumbre,
mi patria vague a ti cosida,
pasen las horas lentas
por los siglos sucesivos. Ese día
que ponga en orden su letra,
y no llame a un abrazo milagro,
ni rocen versos el exilio
por no deberlos entender,
ese día que no precipite adioses
y nuestros nombres
intercambien su aroma, ese
día en que todo el mar
que no se pisa
me lleve a tu boca a enmudecer,
ese día, cariño,
que tu acento se meza
en una ola única, y ya no exista
vivir contigo
en mitad de la calle,
ese día
que jamás existió, y funde
al fin
qué es amarse ante los ojos, qué
pronunciar nosotros desde dentro,
qué la sed bajo la luz, qué ser
de dos en dos, qué sentirnos
latido, sangre, infancia...
y desde ese instante que me enciendas
cada amanecer...

miércoles, 23 de mayo de 2018

MIL POEMAS

(Imagen de la red)

















Para ti, son mil poemas

los más bonitos del mundo,

porque de ti late el verso

si su corazón es tuyo.

Para ti esta hoja blanca

que al pensarte da su fruto,

su lento leer tus ojos,

voz de un sentimiento puro.

Desde aquellas sensaciones

tan de llama por el humo,

escribiendo como soles

con los mañanas difusos,

hasta arder con este fuego

entre silencios de lujo.

Para ti, su mar de nadie

viste azules a tu arrullo,

y en sus olas baten alas

hacia los cielos de culto,

cada verbo entre tu nombre,

cada beso entre los juncos.

Para ti todo lo nuestro,

a limpio punto por punto,

mil poemas que sostienen,

único, a un porqué desnudo.

jueves, 17 de mayo de 2018

DECONSTRUCCIÓN

(Imagen de la red)


















Ahora entiendo

a quienes violentaron la certeza

de no saber existir

como último eslabón del saqueo

al que obligó el hambre

de uno mismo. Entiendo

que mordieran la lucha

sin haber reinado

por los confines más enloquecidos

de cierta eternidad.

Y lo entiendo ahora

que la sangre se desploma,

desaloja lo suficiente

para que irrumpa lo imprevisto

en cada milagro

de estar solo de ti.