juanitorisuelorente -

miércoles, 9 de noviembre de 2011

EL OTRO LADO


Me esperas siempre despierta
al otro lado,
dispuesta a atravesar la pared
si  no te abro la ventana.
Me esperas sentada en las horas rotas,
tras los días de selva que ya no admiten milagros,
me esperas asomada a otra hoja
que no puede ser escrita,
alejada de todo lo dicho,
donde nada crece prisionero
salvo el deseo,
donde nada puede arreglarse
salvo la noche.

2 comentarios:

  1. Al otro lado, siempre hay alguien que nos espera.

    Preciosas letras amigo Juanito, llenas de ternura y sentimiento.

    Abrazos alados!

    ResponderEliminar
  2. El poeta y sus brazos abiertos, Diana.

    Un abrazo

    ResponderEliminar