juanitorisuelorente -

sábado, 28 de abril de 2012

LA BUENA, Y LA MALA OBRA


Principio y final, es la vida.
Y hay etapas en ella que viven esa simbiosis.
Hay situaciones, uniones, que se prolongan en el tiempo y que a veces acaban sólo porque sí, y otras porque hay que provocar su final.
Situaciones, uniones, que acaban mal, como es el caso, y al mismo tiempo, situaciones, uniones, que acaban bien, como también es el caso.
Finales, algunos,  que tienen incluso su colofón, su remate, como una
rúbrica en lo que jamás volverá a repetirse.

Buscando analogía con la música –quizá porque es una de mis tres pasiones o aficiones, como mi trabajo y escribir), los Beatles decidieron separarse y dieron un último concierto en la azotea de los estudios Apple Records en Abbey Road, o The Band, en su concierto despedida: “The last waltz”, impresionante para mí, junto a genios de la música de la talla de Neil Young, Bob Dylan o Dr John, entre otros, Emmylou Harris, etc…
Despedidas deseadas, pero nunca fáciles, por la incertidumbre, las nuevas e imprevisibles perspectivas individuales de futuro.

Viene esto a colación de mi trabajo, 22 años junto a mis dos hermanos, Agustín y Paco, construyendo principalmente en mi ciudad todo lo habido y por haber, y siempre en trato directo con particulares, sentando cátedra de obra –no discutible- , que no modelo de empresa.
Pues bien, esa unión ha llegado a su fin.

Razones administrativas -mala gestión- aparte, incido sólo en los resultados que acentúo, sin falso orgullo, de excelentes.
Obras algunas, visibles, palpables, comparables –en su debida escala- a un “Let it be” o un “Yesterday”, o la maravillosa versión de “Helpless” de Neil Young y que no me canso de escuchar.
Final, en nuestro caso, qué cómo no, y debido a la casualidad o al destino, ha tenido su remate, su rúbrica, en, probablemente -con toda seguridad- una de las casas unifamiliares más hermosa, amplia y funcional que nadie haya construido en ésta ciudad.
Bien.
Hay veces -ésta- que bien acaba lo que bien comienza, aunque haya acabado, en realidad, del modo más lamentable, injusto y vergonzoso conocido.

Hay quién aún llama consecuencias  a la culpa. Yo no voy a eludir la mía. Pero aquí sólo digo que cada palo aguante su vela, y que fue bonito, hermoso, gratificante, mientras duró.

Y como la buena música queda para el oído, la buena obra queda para los ojos. Y ambas para el recuerdo de su autor/es.

Y cómo no, remato también este escrito –o como el lector comprensivo, triste, alegre o indignado, quiera llamarlo- con la frase final de uno de mis poemas: “LO HECHO QUEDA, Y QUEDA MUCHO”      

8 comentarios:

  1. Juan, si ahora en la crisis es cuando más necesitabais estar unidos.
    Lo siento mucho este percance y espero se solucione pronto.
    Un abrazo Juan

    ResponderEliminar
  2. Marian, con este escrito tan solo busco que los rumores en una u otra dirección tengan una base sólida y fidedigna. Además de ensalzar lo que se sabe de sobra y no justificar lo que no tiene justificación alguna.
    Momentos duros, más porque en todos y cada uno sobrevuela la sangre.

    Gracias Marian. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Lo lamentamos profundamente. No podemos ni imaginarnos veros separados, ¡ es inconcebible por múltiples razones !.
    Esperamos que el paso del tiempo atempere las causas y que la buena razón que - seguro - a todos os asiste, se imponga.
    Recordando el viejo y hermoso tema de nuestro admirado Dylan : " Times they are a changin' ", espero que no se haga realidad definitiva en vuestro caso.
    Un fuerte abrazo a los tres de Paco y Mayte.

    ResponderEliminar
  4. bonitas palabras para describir tan dura realidad......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: un abrazo de tu sobrina

      Eliminar
  5. ¿Cuantas carreteras debe un hombre caminar
    antes de que le llamen hombre?
    ¿Cuantas veces debe un hombre mejorar
    antes de que pueda ver el cielo?
    ¿Cuantos años debe un hombre tener
    antes de que pueda escuchar a la gente llorar?
    La respuesta, amigos míos (Paco, Mayte), está en el viento,
    la respuesta está soplando en el viento.

    Un abrazo de vuestro amigo Juan

    PD.- "Un simple giro del destino" (Simple twist of fate)

    ResponderEliminar
  6. Sobrina, un besito. Ya sé que lo estás viviendo como todos nosotros, en primera persona, Anima a tu madre que es la que mejor lo lleva. Tu padre y yo ya sabes que de un modo u otro saldremos adelante. La familia que ambos tenemos ayuda, y de qué manera.

    ResponderEliminar
  7. Donde te he dicho mejor quería decir peor...

    ResponderEliminar