juanitorisuelorente -

domingo, 8 de abril de 2012

CUERPO
















Tu rotunda firmeza tiene grietas por donde te miro.
Dura como un corazón dominado, seria
de ir muy lejos, descubro blandura, sonrisa en el descuido,
alguna pregunta que poder hacernos.

Pasas, vas y vienes a diario y ya no eres
la extraña del primer día -extraña sólo
de no saber quién eres-, sino la musa
que, ajena, pide ser poema, latido, cuerpo antes que palabra.

Sangre de mis ojos -al pie de la carretera
hacia la bruma, silencio que estaciona las agujas
del tiempo, paréntesis a la intemperie, fuego
por donde llueve, sangre, luz encendida, frontera líquida-,
en torno a mí.

4 comentarios:

  1. Pasas, vas y vienes a diario y ya no eres
    la extraña del primer día -extraña sólo
    de no saber quién eres-, sino la musa
    que, ajena, pide ser poema, latido, cuerpo antes que palabra.

    ¡Qué preciosidad de poema, amigo! Me ha encantado.Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. pinceladas y mas pinceladas llenas de recuerdos para darnos el esbozo de un poema lleno de matices. Bonita foto de portada que nuevamente me evoca recuerdos de mi patria.

    ResponderEliminar
  3. Más me gusta a mí que te guste.

    Un abrazo amigo Juan

    ResponderEliminar
  4. Veo que añoras tu patria, tu tierra. Ha de ser duro estar lejos, pero, a ver, las circunstancias mandan. A mí a lo mejor me gustaría hacer un viajecito por ahí y tú quizá estés hasta el gorro de verlo. Pero es bueno no estar nunca satisfechos. Da ánimo para luchar.

    Un abrazo Jose Fco.

    ResponderEliminar