juanitorisuelorente -

miércoles, 14 de septiembre de 2011

AUTONOMÍAS

No mendiga la llama sin mí.
Es la misma cosa la misma casa.
Lo mío pide lo que quiero sin pensarlo.
Hay confianza.
Es mi silencio ahora, y no el mío.

2 comentarios:

  1. Me ha dejado muy intrigado la frase del final Juan jaja...
    Un abrazo !!

    ResponderEliminar
  2. Intuyo que sabes de qué hablo. No hay uno sin dos.

    Un abrazo amigo Luis

    ResponderEliminar