juanitorisuelorente -

martes, 7 de marzo de 2017

EL RESPETO

(Imagen de la red)
























Es difícil ser mujer

tan vestida de silencio,

siendo de la vida esclava,

no haciendo a la suya aprecio.

Aquel tiempo ya pasó,

ser del hombre su trofeo,

como puta mantenida,

como princesa de cuento,

porque en su reino, el amor,

no cobija amos ni siervos,

no se admite la violencia,

ni a personas como objeto.

Levanta el ánimo, mujer,

que no te pisen el cielo,

no te escondas entre gritos,

ni porque brille el acero,

que el cobarde se hace fuerte

sobre las sombras del miedo.

Puede ser lo más hermoso,

pero si fuese un infierno,

no llegues a los confines

más inhumanos del tiempo,

abraza fuerte a la vida,

así la muerte es un hecho,

que no levanten la mano,

que no te toquen ni un pelo,

que los golpes solo vuelven

si has consentido el primero.

Quién te humilla no te quiere,

y el amor tan solo es eso:

un paraíso de dos,

con un cimiento: el respeto.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada